Isquemia Cerebral Prevención

Isquemia Cerebral Prevención: La isquemia cerebral es un mal que puede ser prevenido pues sus causas se deben a malos hábitos alimenticios y de consumo de diferentes productos perjudiciales para la salud así como el sedentarismo o algunas enfermedades asociadas que pueden también tener un carácter hereditario, por eso es muy importante que las personas tomen conciencia de su salud para evitar un accidente que podría tener consecuencias muy graves en la salud y la calidad de vida de una persona que no pone en práctica hábitos saludables en su vida diaria. Una persona fácilmente podría incapacitarse para realizar una actividad laboral o alguna actividad diaria si es víctima de un accidente cerebrovascular por isquemia cerebral por ello la prevención es crucial en la vida de todas las personas que se encuentren dentro del grupo de riesgo de isquemia cerebral.


Isquemia Cerebral Prevención
Para poder prevenir la isquemia cerebral o cualquier consecuencia relacionada, lo primero que se debe hacer es una prevención primaria, esto quiere decir que la prevención debe darse antes de que suceda el primer episodio de un ataque de isquemia cerebral, para lo cual se debe tomar en cuenta los factores de riesgo que podrían causar un ataque isquémico cerebral tanto transitorio como completo. Los factores de riesgo para la isquemia cerebral se dividen en tres grupos, los modificables, los potencialmente modificables y los no modificables. Cada uno de estos tiene una gran cantidad de factores, pero se enumerará los más comunes e importantes. Sigue leyendo abajo para aprender más acerca de Isquemia Cerebral Prevención.

Los factores modificables son: la hipertensión arterial, que puede ser tratada tanto farmacológicamente y con dietas bajas en sodio y un ajuste calórico en caso de que la persona hipertensa también sufra de sobrepeso, al igual que un régimen de ejercicios de bajo impacto para mejorar la circulación sanguínea, siempre bajo vigilancia médica nutricional hasta que el paciente aprenda por sí solo como manejar su dieta y hábitos, con esto se puede regular la presión arterial para mantenerla por debajo de los niveles 140/90 si el paciente no tiene otras patologías, pero de presentarse alguna enfermedad renal o diabetes, la presión debe mantenerse más bajo que 130/80; otro factor modificable es la fibrilación auricular que se trata de un problema cardíaco que afecta a la aurícula izquierda dilatándola y facilitando la formación de trombos que pueden viajar hasta el cerebro por vía arterial y se trata mediante fármacos anticoagulantes u otros tratamientos alternativos naturales; otros factores son el colesterol alto que se puede controlar mediante una dieta estricta; tabaquismo y el consumo excesivo de bebidas alcohólicas; falta de ejercicio y actividad física. Todos estos se pueden modificar con disciplina y voluntad.

Continuación de Isquemia Cerebral Prevención

Los factores de riesgo que son potencialmente modificables son: la diabetes mellitus, que puede ser controlada con una dieta adecuada y en caso de requerirlo, la terapia con insulina será una muy buena ayuda para quienes padecen de este mal que no necesariamente depende de los hábitos de una persona sino de su herencia genética; la arterosclerosis también se puede adquirir y hacer que se desarrolle una abundancia de hipercisteína más la consiguiente trombosis en las arterias, que también puede ser tratado con anticoagulantes pero este es un tratamiento algo riesgoso y debe ser consultado con un médico calificado; existen también estados de hipercoagulación que quiere decir que la sangre se coagula demasiado rápido, incluso dentro de las mismas arterias y esta es una afección que puede darse en personas con trastornos hereditarios y especialmente en las mujeres embarazadas, cuando adquieren una infección, el organismo puede empezar a generar células trombo plásticas que son generadores de trombosis por motivo de la acción de las plaquetas; también podría darse un aumento del ventrículo izquierdo del corazón por razones hereditarias y esta es una patología que se detecta en niños y adolescentes dando lugar a un riesgo de isquemia cerebral leve.

Por otro lado están los factores de riesgo no modificables como puede ser la edad, puesto que se dan casos de isquemia cerebral en pacientes mayores de 80 años con mayor frecuencia, aunque no presenten patologías relacionadas con su estilo de vida, sino más bien enfermedades relacionadas con el deterioro normal del organismo a esa edad; el género también es un factor pues se dan más casos de ataques isquémicos cerebrales en mujeres y además el riesgo de un caso fatal es mayor también en el género femenino; los factores genéticos también juegan un papel determinante porque las personas tienden a ser más propensas cuando sus familiares también han sufrido de esta enfermedad.

En cualquiera de estos casos lo mejor es llevar una vida saludable con una dieta balanceada y actividad física constante que mantenga la salud en perfecto equilibrio complementada con visitas periódicas al médico para los chequeos de rutina. Esto pone fin al artículo Isquemia Cerebral Prevención.

Crédito de la imagen

One comment on “Isquemia Cerebral Prevención
  1. Claudia turcios dice:

    Paso con dolor porel oido y detras de el las venas del lado izwuierdo es como si melas estiraran y me duelen no seque aser hase 3 años estoi asi y boy afonde el medico y lo que me disen es gue no se ve nada por fuera que rxamrn tienen gue mandarme alludenme tengo miedo de una esguemia por gue mi mamay mitia les dio y mi tia murio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*