Isquemia Cerebral Tratamiento

Isquemia Cerebral Tratamiento: La isquemia cerebral es un mal que sucede de manera repentina y sin previo aviso, es decir que cuando sucede se lo debe tratar como una emergencia médica porque cuando llega a suceder la persona puede minimizar las consecuencias de este daño que recibe el cerebro al dejar de obtener el suministro de sangre a un sector del cerebro que puede variar su área de acción dependiendo de la gravedad del ataque, la persona que lo padece y la zona del cerebro que está siendo afectada. Por esto el tratamiento tiene que ser urgente en caso de presentar los síntomas porque un ataque isquémico cerebral podría causar consecuencias tan graves en la persona como discapacidad física y mental.


Si una persona empieza a mostrarse confundida, desorientada, con incoherencia al hablar o manifiesta un entumecimiento en las extremidades, ya sea una sola o ambas de un lado del cuerpo, lo mejor será trasladarla de manera urgente a un hospital o centro de salud certificado para tratar este tipo de dolencia. Si el médico lo ha recetado y está al alcance de la mano, se puede administrar un trombolítico que es un medicamento farmacológico que sirve para disolver los coágulos que pueden estar obstruyendo una o más arterias del cerebro para detener el avance de la isquemia, pero la atención médica es irremplazable. Sigue leyendo abajo para aprender más acerca de Isquemia Cerebral Tratamiento.

Los tratamientos subsiguientes varían de paciente a paciente y dependen también de la gravedad del ataque isquémico. Pero en el hospital seguramente administren un trombolítico para ayudar en el tratamiento pero hay personas que son intolerantes a estos medicamentos y podrían necesitar otro tipo de tratamiento para su isquemia cerebral. Sil el médico no ha autorizado la administración casera de este fármaco lo que se realiza comúnmente en el hospital es que examinarán a la persona dentro del rango de las 3 primeras horas del ataque isquémico para analizar sus síntomas y se hará una tomografía de emergencia para confirmar si la isquemia es causada por un coagulo de sangre, por una baja presión sanguínea, o por una hemorragia interna en el cerebro pues si se administra un trombolítico cuando se trata de una hemorragia, el cuadro clínico empeora debido a la falta de coagulación y las consecuencias pueden agravarse. En algunos casos se dan anticoagulantes como la heparina y la warfarina, aunque hay médicos que administran aspirinas con efectos muy satisfactorios en la remoción del coagulo, pero se debe tomar en cuenta que hay medicamentos que podrían aumentar la presión arterial y eso debe ser controlado. Sin embargo, hay situaciones en las cuales se debe realizar una cirugía que depende de la gravedad y su riesgo aumenta cuando el área afectada es mayor o se encuentra en varios lugares del cerebro. Estos procedimientos varían según la causa y la gravedad que puede resultar en una angiografía que logra resaltar la ubicación de la arteria afectada para destaparla mediante cirugía común o laparoscopia que significa introducir unos tubos capilares dotados de unas minúsculas pinzas para destapar el coagulo una vez introducidos en la arteria aquejada. Pero si se trata de una isquemia por sangrado entonces lo común es realizar un agujero en el cráneo para liberar la presión y succionar la sangre derramada fuera del sistema circulatorio.

Continuación de Isquemia Cerebral Tratamiento

Continuación de Isquemia Cerebral Tratamiento: Luego de haber realizado cualquiera de estos procedimientos y el paciente se estabilice, algo que sucede normalmente es que el paciente permanezca en un coma temporal y el tratamiento que se da a continuación depende mucho también de la nutrición porque este es incapaz de deglutir y debe ser alimentado por vía intravenosa o por medio de una sonda conectada directamente al estómago y una vez que logre despertar, si existe un daño del tejido cerebral, la fisioterapia es la mejor opción junto con una terapia ocupacional y diversas terapias que enseñarán al paciente a recuperar en algún grado sus capacidades motrices así como su capacidad de deglutir normalmente de nuevo, ya que esta capacidad es común verla afectada luego de un ataque isquémico cerebral. Además se pueden presentar otras complicaciones que deberán ser tratadas a largo plazo como problemas intestinales, problemas para resolver problemas de pensamiento, discapacidad en el lenguaje tanto en la comprensión como en el habla, problemas nerviosos, problemas de memoria, entre otros. Estas complicaciones dependen mucho de la comprensión y el apoyo de los familiares y las personas que acompañan a la persona afectada por la isquemia cerebral pues su recuperación depende en gran medida no solo de la misma persona sino de quienes queden a su cargo una vez que el accidente cerebrovascular haya cesado y sus consecuencias empiecen a desarrollarse. Esto pone fin al artículo Isquemia Cerebral Tratamiento.

7 comments on “Isquemia Cerebral Tratamiento
  1. jorge bravo rosas. dice:

    gracias,por las experiencias vividas,que ayudan mucho a prevenir,corregir, estados de salud. Y TRATAR de vivir una vida sana…..ausente de colesterol,grasas,cigarrillo,licor.etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*